Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

Modos de entender Twitter II: El voyeur incosciente

27 dic Posted by in twitter | Comments
Modos de entender Twitter II: El voyeur incosciente

Seguimos con el segundo de los posts, que lejos de querer definir ninguna doctrina sobre el uso de Twitter, trata sobre los diferentes puntos de vista respecto de las maneras de entender Twitter. Estas pinceladas están sacadas de charlas con maravillos@s tuiter@s [como es el caso de @chechi], de conversaciones escuchadas en eventos, reuniones y banquetes varios, tanto como de reflexiones propias.

Cuando uno da sus primeros pasos en Twitter empieza a seguir a los referentes que conoce. Éstos le llegan, bien vía comunidad de amigos, bien autoridades blogosféricas o “gurús” de diferente calado. En cualquier caso su comunidad está por desarrollar, pero de forma instintiva comienza a absorber experiencias y líneas de discurso de las personas que ha decidido seguir.

Creado ese entorno que irá sufriendo sus correspondientes dilataciones/compresiones se empieza a saber cosas de los demás que quizás no tengan mayor importancia. Te cuentan que si fulanito se pasa la vida de camping en la T4 o menganito está poco menos que haciendo su tesis sobre la relación del porno infantil en el blog oficial de Windows Live. Los hay para todos los gustos.

Uno empieza a escuchar sobre la existencia de eventos de todos las formas y colores. Que si el Iniciador, el Tuitmad, el Last Thursday, el Beers&Blogs, Charlas&Cañas, Café&Finanzas,Cava&twittsPatxarán&tweets y una lista que continua hasta agotar los días del mes. Sin darse cuenta uno ha empezado a compartir la vida que otros quieren exhibir por una u otra razón. Los hay que nos cuentan hasta el tipo de arroz con leche  que se zamparon en la comida, mientras que otros postean los links interesantes que descubrieron ese día. De hecho, hay multitud de Modos de entender Twitter a los que intento aproximarme.

Encerrado en tu cuarto de baño te puedes enterar de cosas de las que es imposible sustraerse, llámese “Manifiesto por los derechos en Internet” como “Protestas de las elecciones en Irán” y lo encuentras mucho más estimulante que ver el resumen que Intereconomía ha hecho sobre el caso Wyoming-Hermann Tertsch. Es durante esos momentos de intimidad cuando descubres que Twitter muchas veces es más interesante que algunos “Informátivos” que presumen de objetividad y ética periodística. Y empiezas a leer y leer más a tus amigos,estrechando el vínculo que tenías con ellos, así como con la propia herramienta.

Y la cosa no acaba ahí. Entonces empiezas a recordar los sitios donde cierto conocido ha estado hace un mes y hablando con otro compañero de Twitter sale en la conversación. Es cuando tomando un café (éste ya dentro del Mundo Real) con otro twitt-amigo empezais a hilar la conversación a base de tweets que los dos habeis leído de la persona que acapara la conversación. No entiendes ni como ni por qué le prestastes atención a esos detalles, ni mucho menos por qué los recuerdas. Es ahí cuando te conviertes en un Voyeur, un Voyeur Incosciente que filtra información de forma voluntaria e involuntaria y que al tiempo recuerda acontecimientos cruciales, como cosas que ni sospechaba que hubiese leído. Las frases más repetidas en todas las ponencias como las sensaciones bizarras  de @albertpelias, o de los ingeniosos juegos de @estratega al eterno estado de Peter Pan de alguien a quien apenas conoces.

Es entonces cuando admites: “estoy enganchado”, pero ¿qué alternativa te queda? ¿volver a ver TeleCinco?

Be Sociable, Share!

     


    Leave a comment


    uno × = 5